5G y salud

5G y salud

Cada vez suena más el término 5G, tanto para bien como para mal. Y es que es cierto que el 5G es ya una realidad.

Mucho es el desconocimiento del mismo y existe un sector de la población que mira con recelo esta tecnología. Uno de los motivos que argumentan sus detractores es el riesgo que puede conllevar la tecnología 5G hacia la salud.

Por ello, el Comité Científico Asesor en Radiofrecuencias y Salud (CCARS) solicitó un informe sobre las evidencias científicas entre 5G y salud; y en este artículo os destacamos las conclusiones a las que se llegaron.

¿Qué es el 5G?

El punto de partido y uno de los principales elementos desconocidos es el propio 5G. Se denomina 5G a la evolución de la red de telefonía móvil actual (4G), mejorando la capacidad de transmisión de la señal, el ancho de banda y de conexión, siendo mucho más eficiente.

Una de las características más relevante de la red 5G es que reduce notablemente el consumo de potencia, los tiempos de reacción de la red y tiene una adaptación mucho más flexible para toda clase de dispositivos (móviles, vehículos, maquinarias, sensores,etc).

Gracias a lo comentado anteriormente, la tecnología 5G permitirá gestionar muchas conexiones que funcionen simultáneamente fomentando las ciudades inteligentes, el Internet de las Cosas y la domótica a todos los niveles.

El 5G y 4G convivirán durante bastante tiempo hasta que este primero gane paulatinamente toda la cobertura de la red. Este proceso puede durar varios años. El despliegue del 5G se hará a través de la instalación de antenas, torres y repetidores.

Por otro lado, dicha eficiencia del 5G provoca una mayor capacidad de conexión sin aumentar la exposición, esto quiere decir que con la misma exposición entre 5G y 4G; este primero da mucho mayor capacidad de conexión. Aunque se también se prevé que en el futuro haya un mayor número de dispositivos y conexiones.

Los límites de la exposición del 5G

Existen unas directrices que están respaldadas por la OMS (Organización Mundial de la Salud) sobre la exposición del 5G.

Los límites de exposición a las ondas electromagnéticas no ionizantes que se han establecido en base a la evidencia científica son cumplidos por el 5G, incluyendo un amplio margen de seguridad para una mayor protección.

Estos límites adaptados en todo el mundo, incluyendo obviamente la Unión Europea, fueron adoptados en España en el año 2001 con el Real Decreto 1066/2001. Aunque actualmente estas directrices se encuentran en revisión este año 2020, sin que se prevean grandes cambios o modificaciones.

Nivel de exposición en España

Como hemos dicho, la integración del 5G se hará de manera paulatina y progresiva. Esto dará un margen de tiempo para ir estimando la exposición.

En España en el año 2018 según el informe anual sobre la exposición a las emisiones radioeléctricas es significativamente más baja que los límites regulados. Se puede ver como los niveles varían según la zona o ciudad donde nos encontremos.

Otro estudio realizado a nivel europeo dice que el campo electromagnético medio está entre 0.08 V/m y 1.8 V/m (voltios por metro); siendo el límite de nivel de exposición entre 41 y 61 V/m según la frecuencia.

¿Cuáles son los límites de exposición para el 5G?

Hasta ahora no han observado problemas de salud pública relacionadas con las anteriores tecnologías, y, por tanto, los organismos internacionales y la normativa española mantienen los límites de exposición también para el 5G.

Los niveles de referencia que se utilizarán para el 5G son:

  • 700 MHz: 3.5 W/ m2
  • 3.5 GHz: 10 W/ m2
  • 26 GHz: 10 W/ m

Tecnología 5G y efectos en nuestro cuerpo

De todos los efectos científicamente probados con la interacción de las radiaciones del 5G, el principal es el calentamiento. Se trata de un nivel de calentamiento mínimo y prácticamente imperceptible.

Además, las emisiones del 5G se harán en un espectro bien conocido y estudiado y del que ninguna evidencia científica haya demostrado una afectación a nuestro cuerpo o salud.

Siempre que se mantengan respetando los límites actuales no existen riesgos conocidos para la salud. Por lo que podremos estar tranquilos ya que existen estos límites y organismos que velan por nuestra salud de manera empírica y responsable.

Adaptación al 5G

Para adecuarnos a la nueva vida con el 5G en muchos casos tendremos que hacer renovaciones de nuestros equipos actuales o añadir filtros para evitar las interferencias de esta red.

Puedes encontrar todo lo que necesitas para tu adaptación de telecomunicación al 5G en nuestra tienda online www.tdtprofesional.com.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

6 + 1 =

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable TDTprofesional .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios TDTprofesional.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.