Envio gratis

Guía para conseguir una buena recepción de TV TDT

Cuando existen problemas de señal en la televisión de un domicilio, una de las causas de las anomalías es la necesidad de un amplificador de antena. Es muy frecuente la degradación de señales de TDT.

Otros elementos que pueden influir en una mala señal son los conectores, elementos pasivos como distribuidores, el cable coaxial, su calidad y longitud, etc. Son frecuentes las señales deficientes en edificios donde la antena está lejos de la toma de conexión del televisor, viviendas donde la señal se reparte entre muchas estancias, etc.

  • El uso de amplificadores

    Los amplificadores de señal pueden ser exteriores e interiores. En el caso de los interiores, se instalan de una forma sencilla, utilizando para ello las tomas que hay cerca del televisor.

    Lo recomendable con los amplificadores es ubicarlos en la toma más cercana que haya respecto del origen de la señal. En ese lugar, la señal será más pura y menos deteriorada, y su amplificación será más efectiva.

  • Ejemplos de instalación de tv TDT

    Una instalación individual en una casa normal tiene integrado un amplificador con señal de terrestre y satélite, combinadas en un único cable coaxial. El amplificador interior de la vivienda cuenta con tres salidas, y genera dos ramales de tomas para dos plantas, la primera y la segunda. Además, se puede conectar la toma principal de la casa, donde se encuentra instalado el receptor de satélite.

  • Receptores SAT TDT

    Es perfectamente posible instalar un receptor SAT TDT por cada uno de los televisores que se tengan en casa. Para la recepción de los canales en alta definición, es preciso disponer de receptores específicos de TDT-Sat en HD. Los receptores que se activen en cada Comunidad Autónoma, podrán recibir solo los canales autonómicos asociados.

  • La antena

    La antena receptora tiene que estar colocada en alto, en una superficie firme, con espacio suficiente para la realización de maniobras de orientación. Hay que intentar que algunos elementos del entorno, como edificios, árboles, muros, etc., estén lejos de las antenas, porque se dificultaría la recepción de la señal.

    Una vez colocada la antena, hemos de asegurarnos de que está bien sujeta a un mástil o similares, y de que se eleva de forma vertical respecto al suelo.